No es oro todo lo que reluce

agosto 1, 2008

Había sido castigado, otro día más tenía que quedarse después de las clases a limpiar las pizarras del aula de música, y todo por llegar tarde. Pero últimamente lo hacía casi a propósito, pues había descubierto que a esa hora el equipo femenino de basket entrenaba justo en la cancha que había enfrente y a Leonard le encantaba ver a Julie, la capitana, jugar. Se sentaba en uno de los pupitres vacíos y observaba por la ventana apoyado en el alféizar hasta que el sol desaparecia tras los altos edificios de la pequeña ciudad.

Al día siguiente, como cada día se asomó por la ventana y buscó ansioso a Julie, pero no la encontró; así que decidió volver a casa. Desilusionado, caminaba con la cabeza gacha y al cruzar una esquina no la vio y ambos cayeron al suelo.

– ¡Quieres tener más cuidado! – dijo este malhumorado y de malas maneras tras levantarse.

– Lo siento… – contestó la chica.

Entonces Leonard comprobó, avergonzado, que aquella chica era Julie, pero antes de que se pudiera dar cuenta, ella ya corria hacia la pista de baloncesto. << Mierda, seré idiota. La primera vez que habló con ella y…>> Una voz le sacó de sus pensamientos.

– Perdona…

– ¿Si?

– Se me cayó cuando…

Julie se agachó para coger algo del suelo. Cuando ésta ya se marchaba, Leonard la cogió suavemente del brazo.

– Oye… quería disculparme por lo de antes. No fue cortés por mi parte.

– No tiene importancia, yo iba corriendo, llegaba tarde y… y no te vi.

Y cuando parecía que se marchaba, volvió a hablar.

– ¿Eres tú el que se queda en el aula de música todas las tardes observando nuestro entrenamiento?

– Eh… si. Bueno, yo…

– Mañana es nuestro primer partido de la temporada, ¿te veré en las gradas?

– Si, si, claro, por supuesto, no faltaré, allí estaré – farfulló Leonard.

Al día siguiente, Leonard asistió al partido. Llegó cuando aún estaban calentando, pero Julie no habia llegado aún, hasta que vio un coche del cual Julie bajó. Besó apasionadamente al chico que conducía y se encaminó al campo.

<<No puede ser… esa zorra tiene novio>> Leonard se levantó y se marchó.

El partido ya iba a acabar cuando Leonard volvió a las gradas, se sentó y observó los últimos minutos del partido. Este terminó por fin y Leonard bajó directo a Julie.

– ¡Hemos ganado! – dijo alegre – no te he visto en todo el partido, ya pensé que no venías.

– Es que habia ido a por  una cosa… para ti.

– ¿Para mí? ¿El qué?

– ¡¡TU CASTIGO, ZORRA!!

Se oyó un disparo y Julie cayó al suelo con la mano en el estómago y un hilo de sangre que resbalaba por su boca.

– Muere puta – le dijo tras escupir sobre ella.

Anuncios

10 comentarios to “No es oro todo lo que reluce”

  1. Nutrocker said

    :s Y esto?? Me ha gustado, pero el final es bastante espantoso. Ojalá y por ahí un niño medio pertubado no lea esto y haga lo mismo!!! Jaja. Sólo bromeaba.

    Mh… más escalofríos da pensar que cosas así en verdad ocurren. Y qué te motivó a escribir esto? Quizás sea solo una idea, y está muy buena, a pesar que de algo de miedo. Pero así es el mundo, así es la realidad, verdad?

    Saludos y que estés muy bien!!!

  2. mazingerz said

    Bien hecho!!! Esa zorra se lo tenia merecido por jugar a baloncesto! ¿No sabe que eso es un deporte de hombres? XDDDD

  3. carmenr51 said

    Qué tio tan violento, por que poc cosa cogió semejante calentón…

    Un beso

  4. pabloam said

    :O

    y lo metieron preso, supongo… o aparece algún amigo para vengarla! 😛

    muy bueno!

  5. davidgl said

    Joder con Leonard… Le entiendo, le entiendo, pero lo mismo le pilló en caliente, jeje. El caso es que sin llegar la sangre al río, alguna vez nos ha pasado a todos… ¿o no? Mierda, voy a por el rifle…

    Besitos. 😉

  6. marilupy said

    Qué fuerte!
    Ufssss… calma!…
    … pero tanto se ilusionó?…
    … por mí nadie mató ni murió… jejej
    Cariños para ti linda.

  7. xarleen said

    Para Nutrocker: la idea no sé de doónde la saqué. No fue algo que vi, que oí o que sentí. Simplemente surgió la idea y la escribí. Y por aquí todo bien ^^
    Para Perico: ¬¬ tonto… xDD
    Para John Ponstantine: gracias !!
    Para Sakkarah: completamente de acuerdo.
    Para PabloAM: no, después el se metió otro tiro…
    Para Vitolink: si! Esa era la idea, empezar con algo empalagoso y terminar con algo escalofriante.
    Para David: yo nunca disparé a nadie, no sé tú… 😉
    Para Marilupi: el ego masculino, ya sabes… jeje

  8. lunis said

    Buen relato Xarleen, interesante y bien llevado. Inesperado! Me gusta mucho leerte
    Besos para vos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: